Nicaragua: Detención arbitraria y sentencia de la señora Celia Cruz y el señor John Christopher Cerna Zúñiga, a largas penas de prisón (comunicación conjunta)

El 19 de mayo de 2021, escribí una comunicación conjunta con seis otros expertos de la ONU al Gobierno de Nicaragua sobre la detención arbitraria y sentencia de la señora Celia Cruz y el señor John Christopher Cerna Zúñiga, a 13 años y 2 meses de prisión y 12 años de prisión respectivamente. Había recibido también información sobre actos de maltrato, tortura, amenaza e intimidaciones sufridas por estas personas defensoras en prisión.

En la comunicación expresamos nuestra gran preocupación por el uso indebido de la legislación penal nacional en perjuicio de personas defensoras de derechos humanos. Formarían parte de lo que parece ser un patrón más amplio de represión en perjuicio de la sociedad civil y las personas que manifiestan públicamente su disidencia en contra del Gobierno, en el ejercicio de su libertad de expresión.

El Gobierno debe asegurarse de que las investigaciones penales no se conviertan en una amenaza a su trabajo. Por último, expresamos nuestra profunda preocupación con respecto a las alegaciones de tortura y otros tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes y otras violaciones de los derechos humanos a las que supuestamente se enfrentan los defensores de derechos humanos mencionados en el marco de su detención.

Esta es una versión más corta de la comunicación original.

Leer la comunicación original

Celia Cruz

La señora Celia Cruz es una mujer trans y defensora de derechos humanos de personas lesbianas, gays, bisexuales, trans y personas género-diversas (LGBT). La señora Cruz es parte de la Asociación Nicaragüense de Transgéneras (ANIT) y trabaja como enlace territorial en Ometepe, en Rivas. Además, es parte de un grupo de mujeres defensoras que participa en procesos de formación sobre derechos sexuales y reproductivos, a través de los talleres de formación realizados por el grupo feminista “La Corriente”. La señora Celia Cruz, para registros judiciales, fue procesada con el nombre Amílcar José Cerdas Cruz

El 21 de abril de 2020, la señora Celia Cruz habría sido detenida tras su participación en una serie de incidentes con las fuerzas de seguridad en la isla de Ometepe, en el marco del aniversario de las manifestaciones iniciadas en 2018 en Nicaragua. Estas manifestaciones habrían estado relacionadas inicialmente con el Decreto presidencial emitido para reformar la seguridad social de Nicaragua.

Desde entonces una ola de protestas pacíficas ocurrieron en Managua, León y otras ciudades. Se informa que las fuerzas policiales habrían hecho un uso excesivo de la fuerza y provocado miles de heridos, muertes y criminalización de personas defensoras y manifestantes. Además, se habrían dado campañas de desprestigio, amenazas, ataques y detenciones en contra de personas defensoras de derechos humanos.

El 23 de abril de 2020 se presentaron cargos en contra de la señora Cruz por los delitos de “obstrucción de funciones”, “homicidio en grado de tentativa”, “homicidio en grado de frustración”, “secuestro extorsivo”, “lesiones graves”, “daño y robo agravados”.

El 18 de agosto de 2020 la señora Celia Cruz fue condenada a 10 años de prisión por el delito de “secuestro extorsivo agravado” (artículo 164 del Código Penal de Nicaragua) y tres años y dos meses de prisión por el delito de “obstrucción de funciones agravada” (artículo 460 del Código Penal de Nicaragua), sumando un total de 13 años y 2 meses de prisión.

Posteriormente, fue recluida en el centro penitenciario Jorge Navarro, mejor conocido como “La Modelo”. Este centro penitenciario es exclusivo para hombres. En La Modelo la señora Cruz habría sido víctima de discriminación y ataques debido a su identidad de género, agresiones sexuales, violencia verbal; entre otros.

En febrero de 2020, la señora Cruz habría estado recluida por nueve días en una celda de máxima seguridad, con acceso restringido a luz, ventilación y comida. Lo anterior como consecuencia de una llamada que hizo días anteriores a su madre en la cual le habría informado acerca de una huelga de hambre que algunos presos realizarían.

El 8 de marzo de 2021, la señora Celia Cruz habría publicado una carta en redes sociales y medios de comunicación denunciando las agresiones y violaciones a los derechos humanos sufridas por las personas detenidas en La Modelo. En la carta, mencionó el incremento de vigilancia en perjuicio de las personas que se oponen al gobierno, los cambios constantes de celdas como forma de desarticular redes de solidaridad y resiliencia, requisas y aislamiento. Por otra parte, mencionó que, en diciembre de 2020, ella y otros presos fueron impedidos de reunirse con el Comité Internacional de la Cruz Roja y con el delegado del vaticano, Waldemar Stanislaw.

Además, la salud de la señora Cruz se habría deteriorado a causa de las condiciones carcelarias en La Modelo. En este sentido sufre de fuertes dolores en la cadera y rodilla porque debe dormir en una colchoneta en el suelo. Tampoco tiene acceso a los medicamentos y tratamiento hormonal necesarios para llevar a cabo la terapia de sustitución hormonal.

 El 16 de marzo de 2021, se habría reportado que la señora Cruz habría sido trasladada a la galería 1 alta 95 con el fin de incrementar su vigilancia y que durante una visita de su madre a la prisión, al menos tres custodios habrían tenido una actitud intimidatoria y les habrían tomado fotografías.

El 25 de abril de 2021, la señora Celia Cruz habría sido excarcelada y traslada por las autoridades a su vivienda en la isla de Ometepe. No se le habría proporcionado información sobre el levantamiento de cargos en su contra.

Finalmente, se reportó un incidente de agresión sexual en contra de una familiar de la señora Celia Cruz Cerca cuando iba saliendo del Sistema Penitenciario y habría sido obligada a desnudarse para un supuesto proceso de revisión, en donde le habrían levantado el vestido y los custodios habrían procedido a tocarla y a revisarle el ano y vagina.

John Christopher Cerna Zuñiga

El señor John Christopher Cerna Zuñiga es un dirigente estudiantil y defensor de derechos humanos. Participó activamente en las manifestaciones estudiantiles en 2018 como parte del Movimiento por la Autonomía Universitaria de la Universidad Nacional de Ingeniería y el Movimiento de Defensa Estudiantil de la Universidad Centroamericana. Ha trabajado en la visibilización de los asesinatos y violaciones de derechos humanos de dirigentes políticos y en brigadas médicas y de salud. Además, el señor Cerna Zúñiga ha brindado capacitaciones en material de seguridad física y digital, al igual que en talleres sobre derechos humanos y autonomía universitaria. Por otra parte, ha trabajado en la movilización de recursos humanitarios y en el apoyo de desplazados forzadamente.

John Cerna Zúñiga participó activamente en las manifestaciones estudiantiles en 2018 como parte del Movimiento por la Autonomía Universitaria de la Universidad Nacional de Ingeniería y el Movimiento de Defensa Estudiantil de la Universidad Centroamericana. El señor Cerna Zúñiga estuvo detenido por primera vez, en agosto de 2018 cuando un grupo de dirigentes estudiantiles se dirigían a una protesta en la ciudad de Granada. La detención se habría dado de manera violenta y el señor Cerna Zúñiga habría sufrido de varias agresiones en los brazos que le provocaron una luxación en el hombro. A causa de esta detención, habría tenido que permanecer tres días en el hospital. A todas las personas detenidas los habrían golpeado y llevado a un centro de detención. Sin embargo, fueron liberados el mismo día, luego de firmar ordenes de detención en blanco. A raíz de lo anterior, el señor Cerna habría sido expulsado de su universidad, sin ningún tipo de proceso administrativo y a tan sólo ocho clases de finalizar su carrera universitaria.

El señor John Cerna Zúñiga habría sido nuevamente detenido el 28 de febrero de 2020 cuando iba de camino a su casa. Él y otras cuatro personas fueron detenidas. El señor Cerna Zúñiga habría sido el único que fue procesado por el delito de “tráfico de estupefacientes” (artículo 54 y 56 Ley estupefacientes, sicotrópicos y sustancias controladas). El señor Cerna Zúñiga habría alegado que no consume ni distribuye drogas o estupefacientes y que su detención habría estado relacionada por su participación en protestas y defensa de los derechos humanos. Durante los 3 días subsiguientes estuvo en la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como “el Chipote”, donde no se le habría brindado información a su familia ni a su abogado.

En la audiencia preliminar el señor Cerna no habría podido ser defendido por su abogado particular, si no que le fue asignado un defensor público. Posterior a la audiencia, fue trasladado al centro penitenciario Jorge Navarro, “La Modelo”. No habría podido poner en conocimiento a sus familiares y abogado sobre lo anterior.

En mayo de 2020, el Juzgado Segundo Distrito Penal de Juicio de Managua condenó al señor Cerna Zúñiga a 12 años de prisión y a 600 días multa por el delito de “tráfico de estupefacientes” (artículo 54 y 56 Ley estupefacientes, sicotrópicos y sustancias controladas).

El 16 de septiembre del señor John Cerna habría sido trasladado a una celda de máxima seguridad, conocida como “galería 300” por haber gritado, ¡viva Nicaragua! Desde entonces el señor Cerna estaría en confinamiento solitario y no tendría acceso a las áreas exteriores de la prisión con luz solar, como jardines.

El 26 de noviembre de 2020, un familiar del señor Cerna lo habría visitado en prisión. Se informa que el señor Cerna tiene graves signos de tortura física y psicológica, así como la falta de atención médica al defensor. En este sentido, además de haber sido trasladado a la celda de máxima seguridad, el señor John Cerna habría recibido amenazas por funcionarios del centro penitenciario, alegando que conocen la ubicación de sus familiares y que estarían siendo vigilados. Desde su detención, el señor Cerna no habría recibido atención médica adecuada para tratar su epilepsia y calcificación pulmonar, ni la fractura y luxación de hombro producto de su primera detención. Además, el señor Cerna habría desarrollado una alergia en el rostro, y fiebre producto de las condiciones carcelarias en las que se encuentra y la falta de acceso a atención médica.

Leer la comunicación original

Actions

Submit Information
Submit confidential information on a HRD at risk
Communications and Press Releases
How do communications and press releases work?
Contact Mary
Reuest a meeting with Mary or her team

Home

News

Search

Information received

Contact